MK Publicidad México
MK Publicidad

Tu aliado de marca..

Quisieron instalar en las redes sociales un hashtag, pero no tuvieron en cuenta un pequeño detalle. El problema de hacer marketing político sin demasiada planificación. En las campañas de marketing político-digital hay que ser muy cuidadosos. No se pueden lanzar acciones sin tener todo controlado porque ocurren cosas como esto que sucedió en Argentina. Tal y como lo suele hacer el Gobierno de Mauricio Macri, la oposición política en el país intentó instalar un hashtag. Se llamaba #ElFracasoDeMacri. La idea era que la gente posteara hechos puntuales relacionados con su situación económica personal. Por ejemplo, ?cobro 10 mil pesos y pago 5 mil de renta?, ?el colegio de mis hijos cuesta lo mismo que mi salario?, ?la carne y la leche aumentaron tanto que ya no las puedo comprar?. Siempre acompañados con el hashtag en cuestión. Hasta allí, todo bien (o todo mal, según el lado partidario desde el que se analice el tema). El problema es que esta ?campaña? cometió un error: la edad de algunos de los perfiles que se usaron para viralizar la consigna no tenía ninguna relación con lo que estaban publicando. Algo básico e imperdonable. Hubo muchos casos, pero el mejor ejemplo es el de un usuario de Twitter llamado ?Araceli Arezzo?. La joven (visiblemente joven por la foto de perfil), aseguraba en uno de sus tantos tuits que cobraba 9.000 pesos de jubilación y pagaba 1.100 por la energía eléctrica. La jubilación de las mujeres en Argentina es a los 60 años y su rostro reflejaba no más de 20.